Sácale más provecho a tu conexión a internet

Tras superar las primeras horas de “efecto placebo” sin dudas podemos afirmar que es más que recomendable seguir este sencillo tutorial para cambiar los DNS que el proveedor de Internet establece por defecto. Si no tienes la posibilidad de tener una buena conexión, porque vives en un barrio alejado o porque son servicios de un costo elevado, en Portal Linux te recomendamos que sigas estos pasos.

En primer término vamos a instalar namebench para asegurarnos de elegir lo más rápidos. Esta aplicación en python hará distintas pruebas -a partir de su base de datos de sitios más visitados junto a muchos DNS- para asegurarse de recomendar los más veloces. Para ejecutarla debemos poner en la terminal el siguiente comando que hará que nos muestre su interfaz gráfica:

GUI namebench

En distros como ArchLinux o Manjaro lo pueden instalar de la siguiente manera.

Mientras que en Ubuntu con el siguiente.

¿Cuál DNS elegir?

Tenemos varias opciones de DNS abiertos para elegir. Están los de Google, los OpenDNS (estos dos tal vez los más popularizados) y también otras variantes que incluso tienen un enfoque más orientado a la privacidad que a la velocidad (caso de OpenNic o FreeDNS). Y la lista puede extenderse pero vamos a agregar los que uso yo y con los que haremos el resto del tutorial: DNS.Watch.

Manos a la Obra

Vamos a ir a la amada terminal y con el editor que estén acostumbrados a manejarse, en este caso nano, realizaremos cambios para adecuar los DNS:

Sólo deben cambiar las últimas dos líneas.

También se pueden modificar de manera gráfica. Desde el panel de administración del router (aquí cada cuál debe averiguar cómo hacerlo para el modelo que tenga) y otra variante es desde las opciones de conexión en NetworkManager ir a la pestaña “Opciones de IPv4”.

GUI NetworkManager

Las pruebas de namebench las hice con estos DNS y los resultados que obtuve fueron los siguientes. Como no confiamos en las corporaciones, por más que nos diga que los más rápidos son los de Google, usaremos los de DNS.Watch.

Resultado de namebench

Conclusión

En líneas generales recurrimos a cambiar los DNS en búsqueda de mayor respuesta en la carga de las páginas web. Pero también debemos modificarlos para evadir todo tipo de restricciones que el proveedor del servicio de Internet nos ponga para evitar que entremos a determinados sitios. Por lo que este tutorial no es sólo para las o los no que no tengan buena conexión sino también para aquell@s que no quieran ver coartada su libertad de navegar por donde quieran!

Fuentes: ComputerHoy | MuyLinux | Geekland | ADSLZone

El contenido de esta entrada está bajo licencia Creative Commons

Claudio

Claudio

Integrante de FM De la Azotea. Periodista de la gleba. "Lucha, vive, resiste...cambia tu parte del mundo, es posible" ✊

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Doble clic sobre aquí para cerrar.